Carlos Reutor  

Ley de Inserción Laboral de Personas con Discapacidad en el Ámbito Privado

18/10/2016

Me parece importante poder reflexionar sobre la importancia que tiene poder aprobar el proyecto de ley que promueve la inserción laboral de las personas  en situación de discapacidad  en empleos privados.
La Academia, como por ejemplo las investigadoras e investigadores de la Facultad de Ciencias que conforman el Grupo de Estudios sobre Discapacidad (GEDIS), desde hace varios años vienen investigando la problemática de la discapacidad entendiéndola como un problema social, es decir, como un problema de todos y todas.

En este sentido, me parece importante poder compartir lo que se promulgó en la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad en el año 2006 donde se afirmó que la discapacidad es una construcción social y por lo tanto es “...un concepto que evoluciona y que resulta de la interacción entre las personas con diferencias y las barreras, debidas a la actitud y al entorno que evitan su participación plena y efectiva en la sociedad, en igualdad de condiciones”

Nosotros como sociedad in-visibilizamos y excluimos a las personas en situación de discapacidad. Creemos que la discapacidad es un problema de esa persona, vemos el tema como algo individual, ajeno, de otro/a.  No nos sentimos responsables de su situación y de todo lo que ésta acarrea, como la pobreza y marginación, entre otras cosas. Por eso hay que generar las condiciones desde el Estado para transformar nuestra sociedad empezando a asumir que se trata de una problemática social que nos transversaliza a todos y todas.
Poder aprobar hoy este proyecto de Ley que garantiza la inserción laboral de las personas en situación de discapacidad en el sector privado, no solo habilita la inclusión social sino que además promueve el real ejercicio de derechos para todas las personas.

Las diferencias no nos pueden catalogar como incapaces o capaces para estar dentro o no del Mundo del Trabajo.

Cada sujeto es capaz de desarrollar alguna tarea, pero para ello el Estado debe habilitar que esto sea posible. ¿Cómo? construyendo una sociedad accesible desde lo urbanístico hasta en la aprobación de leyes como ésta. Y haciendo que efectivamente se cumplan las leyes de inserción laboral de las personas en situación de discapacidad en el ámbito privado y público.

Es claro que esta Ley no soluciona el problema de la falta de accesibilidad a empleos de calidad de las personas en situación de discapacidad pero tiende a mejorar la problemática.

Es un gran avance en materia de derecho laboral y social. Además contempla otras situaciones que atraviesan a las personas en situación de discapacidad o aquellos trabajadores y trabajadoras que tienen hijos o hijas en esta situación, como es el hecho de contemplar días de licencia con goce de sueldo para poder llevar a estos  hijos e hijas al médico.

Por ello coincido con lo que expresaron los compañeros frenteamplistas en la Comisión Legislación del Trabajo cuando argumentaron que esta ley genera mejores mecanismos de inclusión social y mayor dinamismo de la economía. No creo que se trate de un gasto sino todo lo contrario. Creo que el Estado debe invertir en la construcción de una sociedad más igualitaria y accesible para todos y todas.