Óscar Groba  

Homenaje a la figura de Nelson 'Turco' Gómez.

05/04/2017

SEÑOR GROBA (Óscar).- Señor presidente: en primer lugar, reconocemos y agradecemos a todos los partidos políticos de esta Cámara que nos hayan permitido -fue acordado en la reunión de la multipartidaria- hacer este homenaje que, naturalmente, está abierto a que los legisladores de los distintos partidos se expresen.

Reconocemos la comprensión de este hecho por los distintos partidos políticos, porque para nosotros es muy importante tributar este homenaje en la Cámara, en recuerdo de un buen ciudadano, de un buen ser humano, de un gran militante social, de esos de vocación que todos los partidos políticos quisieran tener en sus filas.

Antes de hacer una semblanza -no es fácil en poco tiempo- de quién fue este gran compañero, ejemplo de militancia social y de militancia política para todos los partidos democráticos de la sociedad, queremos saludar a su familia, a sus amigos, a sus camaradas, a sus vecinos, y compartir una nota que le han hecho llegar, señor presidente, y que usted me entregó para que la leyera. Dice lo siguiente:
"

Sr. Presidente de la Cámara de Representantes  Prof. José Carlos Mahía  De mi mayor consideración:
  Agradezco y valoro la invitación a participar en la sesión del día miércoles 5 del corriente donde la Cámara de Representantes que le rendirá justo homenaje al vecino de San Luis, Sr. Nelson 'Turco' Gómez. Compromisos de agenda asumidos con anterioridad me impiden participar del acto.
  Al 'Turco' lo conocí personalmente, fue un excepcional compañero comprometido con las causas populares, luchador incansable, respetado y querido por todos. Recordarlo es hacer justicia con un hombre consecuente con sus ideas y destacado ser humano. 
Sin otro particular, le saludo muy atentamente,
Dr. Tabaré Vázquez  Presidente de la República Oriental del Uruguay"
.

Hacemos mención a que en el último Consejo de Ministros -precisamente realizado en San Luis- el presidente de la República, en su exposición inicial, recordó a este ciudadano últimamente afincado en esa localidad. También, para quienes estuvimos en San Luis y para sus pobladores, en ese acto se extrañó la presencia del Turco.
Como dije, haré una semblanza en breves minutos, luego de que se proyecte un breve video. Hemos tratado de hacer algo colectivo, con participación del Diario de A r e n a , quincenario muy conocido hace años en San Luis; con Periscopio , un periódico que se difunde en el Municipio D; y con aportes de los propios familiares y de vecinos, más allá de alguna expresión nuestra.
Solicito que se proyecte el video.

- Gracias, señor presidente, por permitir que se proyectara este video que, además, fue presentado en un homenaje que se hizo en el comité de base de San Luis, en el que todos estuvimos presentes. Naturalmente, nos emocionó mucho su recuerdo.
Mientras hacemos uso de la palabra, van a seguir pasando algunas imágenes para recordarlo y para que el resto de la Cámara también vaya conociendo a este hombre.
Voy a comenzar con un reconocimiento que el diario De Arena le hizo la primera quincena de enero. Simplemente, voy a extractar algo de lo que salió en este diario muy querido en la zona. Dice así:
 

"Hoy emprendemos este trabajo con lágrimas en los ojos, la idea es que los que no le conocieron sepan que la Costa De Oro tuvo en San Luis un león durante 15 años, un ejemplo de vida, de lucha y de verdadera militancia. No de la que se sube al carro, sino de la que empujó del carro cuando ni ruedas le dejaron. La idea también es hacerle y hacernos, a los que lo conocimos, un mimo al alma al escuchar su historia. Y por último, la idea es homenajearlo, humildemente con la verdad más pura. […] Por eso Diario De Arena está de luto, porque se murió El Turco, y su vacío no lo llena ni toda el agua de la playa de San Luis.

Decente, honesto, recto a carta cabal, así lo conocimos, él militaba por su Frente Amplio; la Balconera de la 1001, Partido Comunista, se desteñía al sol frente a su casa, a veces la rompía una sudestada y era sustituida por otra. Los vecinos lo querían todos, los de todos los partidos, no conocemos a nadie que no lo quisiera […]".
En este diario, que hizo esta semblanza extraordinaria para nosotros e histórica para el Turco Gómez y para la localidad de San Luis, hay un hermoso testimonio de un pescador artesanal, Alejandro Celis, y algunos recuerdos de ese "flaco grandote", como le llamaban él y otros en la localidad. Decía:

  "'¡Él logró entendernos! ¡Por más que a lo primero tuviéramos visiones distintas, tuvo la capacidad de cambiar!'.- '¡Cómo no dedicarle unas líneas a tremendo luchador!
Soy Alejandro Celis […], pescador, marino y frenteamplista. Vivo en Pajas Blancas, pero también he vivido mucho tiempo en la zona de pescadores artesanales de San Luis; aún tengo mi rancho en la costa con mi señora, y nuestra barca está casi todo el año en San Luis.

De ahí mi relación con el Turco y su compañero de siempre, otro viejo frentista, no me acuerdo su nombre" -seguro que está haciendo referencia a un gran amigo y compañero, Miguel Álvarez- "Ya de hace muchos años el tema 'asentamiento en la costa' ha sido un tema arriba de la mesa en lo social y lo político, como todo, al no estar muchas veces informados, nosotros" -los pescadores- "lo que podíamos hacer era defendernos en la cortita.

Y de palabra el Turco había estado ya desde hace tiempo involucrado en la problemática de los asentamientos," -como vamos a recordar ahora, en su pasaje por el Centro Comunal Zonal N° 11- "pero no conocía la realidad de la costa, siendo así, igual él movió vínculos para lograr conseguir terrenos para viviendas de Ayuda Mutua" en ese asentamiento. De ahí estuvimos en una serie de encuentros donde 'el flaco grandote'" -como le dice este pescador- "pudo entender y sentir: ¿por qué un pescador tiene que estar en la orilla cerca del mar? Él mismo me dijo 'es una locura sacarlos de la costa'. De ahí, él siempre se preocupó por los pescadores, nuestras problemáticas. […] Tuvimos encuentros con políticos y 'el flaco' se había hecho suyo el reclamo […]".
Había hecho con pasión ese reclamo y en sus argumentos el Turco Gómez explicaba a la sociedad de San Luis y a todos quienes lo querían escuchar, desde el punto de vista político, cómo la pesca artesanal movía la mano de obra.
El pescador continúa:
"[…] y decía muy bien explicado, cómo la pesca artesanal movía con mano de obra a San Luis: negocios, estación de servicio, changadores, marinos, ferreterías, súper, almacenes y boliches. ¡Él logró entendernos! ¡Por más que a lo primero tuviéramos visiones distintas, tuvo la capacidad de cambiar!".
Esta es apenas una semblanza de uno de los pescadores de esa colectividad de San Luis.
También queremos decir que en el Diario De Arena , en esta evocación histórica para nosotros y para la sociedad de San Luis, hay expresiones de Marcos Carámbula con su admiración por el Turco.

Dice Marcos:
  "El Turco es una de esas personas que uno admiró muchísimo, gran militante, de los que son realmente imprescindibles, trabajador responsable, inteligente. Se hacía cargo" -de los problemas- "Lo digo con toda convicción, los 10 años que fui Intendente, en San Luis el Turco era un referente continuo, porque él sabía cuáles eran los problemas de los vecinos: los pescadores, los trabajadores, los vecinos de San Luis norte, de la zona; siempre con empuje, con capacidad, con iniciativa y al mismo tiempo una humildad y una austeridad; él nunca pedía nada para él, lo que hacía era para la gente, para los vecinos".

De esta misma publicación también extrajimos -en una difícil selección- palabras de Jorge Fuentes, un empresario reconocido de la zona, vinculado a los temas sociales de la localidad, que dice:
"Para este tipo de personas no hay sustitutos."; lo que compartimos:
  "El Turco era un persona solidaria, principista, fiel a sus ideales, jamás traicionó sus ideales. Él pensaba como pensaba y vivía como pensaba y era muy consecuente con su manera de ser y con su manera de vivir. Y ante cualquier requerimiento de cualquier vecino, por cualquier circunstancia, siempre estaba dispuesto a ayudar y bueno, personas de ese tipo cada vez quedan menos y seguramente se le va a extrañar mucho. En la comunidad de San Luis en los años que él estuvo, se constituyó en una figura muy importante por todas estas características que estoy diciendo. En consecuencia, lamentablemente, lo vamos a extrañar muchísimo y para este tipo de gente no hay sustituto".

A continuación, señor presidente, voy a leer parte de un reportaje que se le hizo al Turco -y que recupera este diario- sobre la época de la dictadura. Dice el Turco: "En la Base Boiso Lanza fue asesinado un compañero mío: Ubagesner Chávez Sosa, fue asesinado en la tortura, en lo que se llamaba 'la perrera'. Por nuestra denuncia penal, se logró que hoy dos de los asesinos de Chávez estén presos: el exteniente Enrique Rivero y el capitán Araújo Umpiérrez, una prisión que no se compara en nada," -esto lo decía el Turco y nosotros lo compartimos- "teniendo todos los derechos, con televisión, con computadora, comunicándose con el mundo exterior. En el caso nuestro, cuando fuimos trasladados del Boiso Lanza al penal de Libertad, todo esto no existía".

Estos son recuerdos, opiniones y testimonios de una realidad que siempre expresó el Turco.
Por otra parte, el Turco concluye un extenso reportaje del Diario Arena diciendo: "Sí, tenemos ojos en la nuca, para que no nos vuelva a pasar lo mismo, para que los asesinos que andan sueltos en algún momento paguen y porque tener ojos en la nuca nos permite seguir adelante sabedores de que hay y de que es posible un mundo distinto y que es necesaria una sociedad más justa, más democrática y más solidaria!!!".
Señor presidente: aunque se me está terminando el tiempo, quiero extraer algunas expresiones del periódico Periscopio del Municipio C.

Dice así:
"Por invitación del Turco, como periodista vocacional" -esto lo dice quien hizo la nota- "recorrí varias veces esos barrios pobres que recién comenzaban a ser llamados 'asentamientos'". Después, si me da el tiempo, voy a mencionar cuáles eran esos barrios. Continúa: "Ahí me di cuenta de la verdadera dimensión del militante que conoce el terreno por el que camina; de cada rancho, de cada ventana sin vidrios, salían caras sonrientes con saludos afectuosos y reclamos dirigidos al secretario de la Junta:" -el Turco era el secretario de la Junta del Centro Comunal Zonal Nº 11- 'Turco, acordate que tengo que hablar contigo. Turco ¿y para cuándo las chapas?, y cosas por el estilo.

Él se acercaba, explicaba las dificultades, se comprometía. A cualquier hora llegaba a reunirse, a solucionar problemas puntuales o a informar personalmente cuestiones que no siempre eran positivas".
Señor presidente: a poco más de tres meses de su desaparición física, recordamos en la Cámara de Representantes a Nelson "Turco" Gómez, en este Parlamento que él, como miles y miles de compatriotas, defendió ante el golpe de Estado fascista perpetrado en 1973.
Cuenta su hermano, que está presente, que el Turco Nelson Gómez nació en el Marconi y que, más allá de la estigmatización que se ha hecho del barrio, se sentía orgulloso de pertenecer a este.
Nació un 16 de enero de 1943, y falleció, hace poco más de tres meses, el 25 de diciembre de 2016.

Su hermano Juan también cuenta -esta parte es muy importante; todo lo fue, pero está más- que antes de morir le pudo decir que la causa Boiso Lanza sigue más viva que nunca, ya que en febrero fueron citados a declarar varios militares por la denuncia presentada, entre otros, por su hermano, por torturas y muertes en el centro de reclusión.
(Suena el timbre indicador de tiempo)

——También le pudo decir que seguimos quitándole aristas a la impunidad, que seguimos avanzando en una lucha que no se detiene, lo que compartimos, que es la lucha por verdad y justicia.
Señor presidente: culmino esta exposición citando algunas palabras de su hermano: "Turco, hermano, sí que valió la pena tu lucha, y saber qué hiciste mucho, muchísimo junto a tantos y tantas para obtener lo conquistado. 'Vale tanto lo logrado como lo que queda por lograr', y creo que este concepto te refleja totalmente".

¡Hasta siempre Turco!

Gracias, señor presidente.
(Aplausos en la sala y en la barra)